Estudio de valoración de un óleo sobre lienzo del círculo de Carlo Maratta

Por en

Introducción:

La propiedad de la obra se comunica con nosotros para hacer un estudio de un cuadro que les llega en herencia. La propiedad solamente sabía el cariño que tenía su anterior propietario y que procedía de una importante familia madrileña.

El objetivo del encargo era hacer un estudio para conocer lo máximo posible del cuadro, poniendo especial atención a la posible atribución y el valor de mercado del lienzo.

Estudio de atribución:

Tras la formalización del encargo, se inicia el proceso investigativo para determinar una autoría inequívoca. El primer paso es hacer la catalogación de la obra, para ello es imprescindible determinar la datación de la obra objeto de análisis. Para ello, se realizan diversos análisis técnicos (soporte, pigmentos) y estilísticos (iconografía, estilo, grafía de la pincelada, etc.) que nos dan unos indicios para determinar un periodo de tiempo en el que se creó esta magnifica obra.

Una vez realizados estos análisis, se pudo determinar que la obra fue ejecutada en la segunda mitad del siglo XVII. Probablemente a finales del siglo, siendo una obra de escuela italiana. De estos análisis se pueden determinar los otros importantes apartados de la catalogación. Por ejemplo, la escuela a la que perteneció el autor de la obra. Afinando más esta atribución de escuela se ha podido determinar que es una obra muy cercana a Carlo Maratta.

Circulo de Carlo Maratta:

Antes de adentrarnos en el círculo de Maratta, hemos hecho una contextualización básica de las escuelas y estilos más importantes en Italia. De este modo, me centré en los antecedentes clasicistas que influenciaron al posible autor de la obra objeto de análisis. Empezando por el qué inicia el camino del clasicismo boloñés, Aníbale Carracci y uno de sus seguidores Guido Reni. La influencia de Guido Reni en Maratta es obvia en la tipología de figuración que ambos creaban. El clasicismo boloñés surge en Roma en oposición a los nuevos postulados tenebristas o claroscuristas impulsados por Caravaggio, con un naturalismo desbordante.

Carlo Maratta (1625-1713), se formó en un entorno clasicistas romano, siguiendo los pasos de un hermanastro mayor. Inicia su formación en Roma de la mano de Andrea Sachi (1637). Su maestro a su vez fue formado con un alumno de Aníbale Carracci. Cabe mencionar que en este momento histórico, dentro de la corriente clasicista se podrían distinguir dos tipos: la clasicista efectista o una clasicista mas continuista. Maratta se podría decir que crea su propio estilo, más cercano al modelo clasicista continuista, pero con una impronta propia.

Las características más destacables del estilo de Maratta:

  • tipología de figuración y colorido reniano.
  • composiciones armoniosas, actitudes y poses elegantes, contrastaciones lumínicas muy cuidadas con transiciones moderadas.
  • para temas marianos una gracia y delicadeza que le acercan al Seicento.

El ascenso de Maratta en el prestigio y reconocimiento de su arte fue exponencial tras la muerte de algunos de los más importantes artistas del momento, como por ejemplo Da cortona, su maestro Sachi o Bernini. Cuestión esta, por la que el taller de Maratta se convirtió en el más importante del ultimo tercio del siglo XVII en Roma. Las obras de Maratta y taller (muy numeroso, ya que era el más importante del momento) era muy requeridas en Italia y otros países.

Obra de Sachi

Atribución:

Tras analizar los integrantes del taller de Maratta y las obras del maestro, no es posible determinar una atribución totalmente inequívoca a alguno de estos pintores. La calidad de la obra objeto de estudio difiere de la calidad de las obras de Maratta, sobre todo en el estudio del plegado de paños del manto.

Virgen de Carlo Maratta

Respecto a una autoría de taller, no es posible atribuir con rigor en estos términos, aunque en mi opinión es una obra muy estimable y muy cercana al círculo de Maratta.

Cabe destacar que el taller y círculo de Maratta fue muy importante, como ejemplo podemos destacar a Andrea Procaccini, quizá su mejor discípulo. A recordar que Procaccini fue pintor de cámara del rey Felipe V, el cual incluso falleció en Madrid.

Obra atribuida a Andrea Procaccini

Tasación:

El estudio del valor de mercado de esta obra no fue fácil de realizar ya que es una obra de calidad, pero, que no tiene una autoría a un pintor concreto.

Por todo ello, siguiendo la metodología econométrica, se tuvo que indagar para buscar obras testigo adecuadas y dar una estimación razonable a los criterios de tasación.

Conclusiones:

Algunas obras no se pueden determinar una autoría concreta inequívoca, esta cuestión puede hacer decrecer el valor final de la obra.

Las obras de calidad que no se pueden determinar una autoría plausible también pueden tener una valoración más que interesante.

Es necesario estudiar de forma rigurosa y con una metodología adecuada cada obra para llegar a una serie de conclusiones plausibles. Si usted tiene obras de este tipo no dude en contar con nosotros para el estudio de las mismas. Pida su presupuesto sin compromiso.

Comparte este artículo:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin