Cómo tasar una obra de arte III: Escultura antigua

Por en
San Bruno, Santo Domingo penitente

¿ tiene usted escultura antigua de la que desconoce su valor?

En anteriores post les he explicado someramente cómo hacer una tasación de pintura antigua y contemporánea. Hoy, quiero explicar los pasos a seguir en una tasación de escultura antigua que nos lleve a una estimación de mercado.

Introducción

Antes de iniciarnos en el proceso de tasación de esculturas antiguas, me gustaría distinguir los tipos de esculturas según su datación. A lo largo de la historia del arte hay muchos periodos artísticos que se insertan en etapas históricas. En general y para no complicar mucho el post, podemos dividir la escultura para los mercados artísticos en tres periodos. Escultura antigua o arqueología, escultura de alta época o moderna y contemporánea. En el ámbito académico de donde procedemos los historiadores del arte, hay muchos más períodos: por la datación (barroco, renacimiento, rococó, etc). Por procedencia (escultura asiria, clásica, etc). Para concluir, coloquialmente se les denomina de otro modo.Escultura antigua es toda aquella que tiene una cierta antigüedad y que sigue modelos clásicos de composición. Mientras que la escultura contemporánea es aquella que sigue modelos compositivos modernos y no tiene gran antigüedad.

En este post, me centraré en las obras que coloquialmente se les denomina escultura antigua. En los mercados se les podría denominar como escultura de alta época. Pero, en el ámbito académico es escultura moderna (renacimiento, manierismo, barroco, rococó, neoclasicismo) hasta el siglo XIX. El hecho de centrarme en esta escultura es porque la realidad de los mercados me indican que son las obras que más llegan al mismo.

Tasación de escultura antigua

Catalogación

La catalogación es la parte más importante del proceso de tasación de una obra de arte. Es fundamental hacer una catalogación de la escultura de modo riguroso y certero. Pero, si hierras en alguno de los distintos ítems de este primer paso muy probablemente la estimación de mercado será errónea. Por ejemplo. Si datas una escultura del siglo XVII mientras que en realidad es del siglo XIX, tu estimación de mercado será muy superior a la real.

Veamos por tanto, los ítems más importantes de una catalogación de una escultura antigua:

Autor:

La autoría de una escultura es trascendental a la hora de estimar el valor de mercado del bien artístico a estudiar. A lo largo de la historia del arte, en general, los artistas no solían dejar su firma hasta el siglo XIX. Por ello, es una de las partes más complejas del proceso de tasación de una escultura o una obra de arte en general. En el caso de la escultura, este hecho objetivo, se complica aún más, ya que exceptuando algún caso puntual, los escultores por ser considerados durante mucho tiempo (siglos XV, XVI, XVII) como artesanos no firmaban sus obras.

La atribución de una obra a un autor se debe de hacer por medio del estudio estilístico de la obra. El conocimiento de los estilos históricos y de las grafías estilísticas o técnicas de los distintos escultores es lo fundamental. Pondré un ejemplo para ver la importancia de este ítems. Si usted tiene una obra escultórica de clara ascendencia a la escuela sevillana de escultura del siglo XVII, pero no se puede atribuir a ninguno de los escultores activos en ese momento histórico. La obra tiene un valor de mercado sensiblemente inferior (muy, muy inferior) a una obra atribuible a Juan de Mesa, o Martínez Montañés. ¡La diferencia de atribución de una obra catalogada y estimada como escultura de escuela sevillana del XVII o de Martínez Montañés es enorme!

Para acabar con este apartado indicar, que no son pocos los casos en los que es imposible atribuir de modo certero sin ningún tipo de dudas a un escultor conocido. Por eso, existen diversas categorías de atribución que conllevan una diferenciación de prestigio de la autoria y por tanto de estimación de mercado.

Las categorías son:

  • Obra de la mano de, por ejemplo (sigo con el ejemplo anterior) Juan Martínez Montañés, es la catalogación más prestigiosa y la que tiene una estimación de mercado mayor. Sería una obra inequívoca del escultor alcalaíno.
  • Atribuida a Juan Martínez Montañés, obra muy cercana en calidad, iconografía, datación, grafías estílisticas, etc, pero que no se puede certificar inequívocamente que la hizo totalmente de su mano
  • Taller de Martínez Montañés, sería una obra que se hace en su taller, es decir: es muy cercana, pero en la que se ve que hay diversas manos.
  • Círculo de Martínez Montañés, obra que se data en el momento que trabajó el maestro alcalaíno, en la misma zona y que guarda concomitancias estilísticas con las obras de Montañés.
  • Seguidor, es una obra que sigue los modelos y técnicas, pero que puede ser o no de la misma datación y zona.

Datación

La datación en la catalogación es muy importante, ya que sin una datación certera será imposible atribuir bien, es el primer ítems a valorar. Ya os comentaba a principios del post su importancia con un ejemplo. Pero, ¿cómo hacer esta datación? Se debe conocer la historia de los estilos artísticos (las obras que representa un naturalismo importante cabe datarlas tras el manierismo), historia de la iconografía representada (un santo no es representado antes de su canonización) e historia de las técnicas (la técnica de madera policromada es muy propia en España, pero no en otros lugares).

Estado de conservación

El estado de conservación de todo bien artístico mueble, es muy importante. Sobra decir, que una escultura que esté en un estado de conservación muy precario, por muy bueno que sea el autor, por mucho prestigio que tenga, su valor decrece. En este sentido, debo indicar que los restauradores, no hacen magia. Quiero decir, pueden reintegrar una obra casi al completo, con volúmenes, policromía si la tuvieran, pero este hecho sería un factor de valoración a tener en cuenta. Si se diera el caso (y se dan) son obras que pierden mucho valor ya que la obra presentaría poco del original que es lo que realmente se valora más.

Soporte

El soporte en las esculturas es un elemento muy importante también en la valoración de estos bienes. La historiografía tradicional ha venido valorando los soportes como parte fundamental de las obras de arte, siendo los materiales soporte un importante factor de valoración. Los últimos años de este siglo XXI, la cuestión ha cambiado, ya que ha habido magnas exposiciones que han revalorizado justamente obras con soportes de madera policromada o de terracota. Lo fundamental debería de ser siempre la calidad con la que se ejecuta la técnica a usar en el soporte, pero cierto es que la dificultad que presente el soporte y su durabilidad todavía es importante en la tasación de la escultura.

De este modo, no se puede valorar igual en el mercado una obra de terracota que de marmol o incluso de madera policromada. No obstante, debo indicar y me alegra mucho poder decir, que la revalorización de soportes como la madera policromada y la terracota es un hecho. Cuestión trascendental para la escultura española de los siglos XVI-XVII-XVIII, ya que en España se usó fundamentalmente este soporte en madera de pino por ser el material más abundante y por tanto el menos costoso.

Otros ítems de catalogación

Los otros ítems tienen una menor importancia a priori para la estimación de mercado final. Pero por ejemplo: la procedencia es fundamental ya que el comitente que encargó la obra puede ser que le de valor a la misma. No es lo mismo que proceda de la casa real, o de una importante casa nobiliaria que de una familia más popular. Igual sucede con la historia de la escultura , si la obra procede de importantes palacios o se ha expuesto en exposiciones, su valor es bastante mayor.

Conclusión

En definitiva, la tasación de una escultura antigua es el resultado de una serie de análisis y procesos investigativos (soportes, técnicas, estilísticos, grafismos,etc) que te van generando unos indicios. Después se debe analizar y contraponer todos estos análisis, para llegar a conclusiones valorativas objetivas. Por último, se deben buscar obras testigo de similares características a la obra objeto de estudio.

Si tiene una escultura que quiere valorar por medio de profesionales titulados en historia del arte y especializados, no dude en contactar con nosotros.

Comparte este artículo:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin